El core training en caballos

publicado en: Biomecánica y entrenamiento físico | 0

 

EL CORE TRAINING EN CABALLOS

 Al igual que sucede con los deportistas humanos, el entrenamiento de un tipo de deporte o disciplina no debe de circunscribirse a la mera práctica de ésta. La incorporación de trabajos de fuerza, velocidad, elasticidad, etc., permiten la mejora de parámetros físicos objetivos que luego van a aportar en cada disciplina una mejora en el rendimiento.

 Dentro de este contexto, en el ámbito humano ha ido cobrando un auge creciente en los últimos años el denominado core training o entrenamiento del núcleo, y como no podía ser de otra manera, son varias las instituciones e investigadores que se han puesto a trabajar para que los atletas equinos puedan beneficiarse de este tipo de entrenamiento.

 ¿Qué es el core training?

 Core training hace referencia a un tipo de ejercicios que van a permitir el fortalecimiento de los músculos que estabilizan el dorso equino.

 ¿Por qué es importante la estabilización del dorso equino?

 El dorso equino debe de permanecer estabilizado no solo de cara a poder aguantar el peso de las vísceras abdominales o el del jinete, sino además para poder facilitar que adquiera el perfil convexo necesario para todos los ejercicios de reunión e impulsión.


¿Qué músculos equinos se benefician del core training?

Los músculos del dorso se encuentran a ambos lados de la columna y podemos dividirlos a los efectos de este artículo en dos grupos: músculos largos y músculos cortos. Entre los primeros encontramos a los longissimus (LD en el gráfico) o iliocostalis. Se trata de músculos que recorren la práctica totalidad del dorso del caballo y que son responsables de la flexión (arqueado del dorso) del dorso (cuando se contraen ambos simultáneamente) o de la flexión lateral de éste cuando se contraen unilateralmente. Estos músculos, por su longitud y potencia no son capaces de circunscribir sus efectos en un segmento vertebral concreto.

 Los músculos cortos se encuentran debajo de los anteriores y adyacentes a las vértebras, conectándolas y pudiendo actuar incluso en articulaciones concretas de éstas; este hecho no es baladí, ya que las vértebras equinas disponen de movilidad (diferente dependiendo del tramo de la columna del que estemos hablando), en las tres dimensiones del espacio con respecto a su vértebra anterior y posterior; en ocasiones pueden participar 8 o más articulaciones entre una vértebra y la anterior y posterior.

 Por tanto, los músculos cortos de la columna tienen un efecto mucho más específico en partes concretas de la columna que los grandes músculos del dorso. Con el movimiento del caballo, estos pequeños músculos actúan junto a los abdominales, en especial en los movimientos que requieren una gran reunión (piaffe, cambios de pie, etc.) proveyendo estabilidad a la columna. Entre estos pequeños músculos tenemos a los multífidos, que se agrupan asimismo en lo que se denominan músculos cibernéticos, que disponen además de una importante función relacionada con la propiocepción y la coordinación del caballo.


 Además de los músculos dorsales, no hay que olvidar la importancia biomecánica de abdominales y sublumbares(PM y psoas minor en gráfico). Los abdominales del caballo, consistentes en oblicuo externo, interno, transverso y recto abdominal permiten la estabilización del dorso y con su contracción la flexión o arqueado del mismo, así como la flexión de la pelvis a nivel lumbosacro permitiendo el remetimiento de los posteriores. Así pues, un entrenamiento que solo actúa en el dorso equino y no trabaja los abdominales, va a dejar desestabilizada la acción muscular conjunta de ambos grupos musculares, impidiendo que se alcance el máximo potencial de nuestro caballo.

 Dinámica del dorso equino e importancia de los multífidos.

 Las articulaciones intervertebrales en una posición del caballo con el dorso “redondeado”, se encuentran estabilizadas en gran medida por los músculos abdominales y los músculos cortos del dorso. El caballo necesita pues entrenar y aprender como activar estos músculos para el mantenimiento de esta “redondez” o convexidad del dorso.

 Es en este contexto en el que cobran especial importancia los ejercicios core training, en la medida que se ha demostrado su eficacia para el fortalecimiento de los músculos cortos del dorso. Los estudios de la Dra. Clayton demostraron que tras una pauta fijada de core-training se aumentaba el diámetro de uno de estos músculos (el multífido) en un 20%, lo que a su vez vino acreditado por una mejora de las sensaciones de los jinetes y de las valoraciones de entrenadores en ejercicios como los cambios de pie o piruetas. Otros estudios como los de Tabor de 2012 han seguido refrendando estos resultados.

 Las investigaciones preliminares han demostrado que en situaciones de dolor de dorso los multífidos permanecen inactivos, lo que les conduce a una situación de atrofia y desestabilización de los segmentos vertebrales. Los grandes músculos del dorso, como los longísimos tratan de compensar esta inestabilidad mediante la contracción y el espasmo, sin embargo, dado que son incapaces de generar efectos entre cada una de las vértebras, esta contracción resulta totalmente inefectiva y redunda en una perdida de flexibilidad de dorso y una retroalimentación del dolor.

 ¿En qué consisten los ejercicios que se aplican en el core training?

 Un ejemplo de ejercicios core training son las movilizaciones dinámicas. Éstas se usan para activar y fortalecer los músculos cortos del dorso. El término dinámico hace referencia a la existencia de una participación muscular activa del caballo durante el ejercicio, a diferencia de lo que sucede en otras intervenciones como algunos estiramientos, en los que el la musculatura del caballo simplemente se deja “estirar” bajo nuestra acción.

 En las movilizaciones dinámicas el caballo aprende a realizar patrones específicos de movimientos buscando un objetivo que suele ser una zanahoria o premio. Estos movimientos implican la flexión y trabajo del dorso y cuello; para el mantenimiento de las posiciones adoptadas deben de estabilizar asimismo su dorso y extremidades, lo que redunda en la utilización de una gran cantidad de músculos a nivel de tórax, abdomen, suelo pélvico, etc.

 Algunos ejemplos conocidos sería la movilización lateral del cuello en dirección al suelo, corvejón o cadera, el estiramiento frontal del cuello o la flexión del mismo entre las extremidades anteriores en diversas variantes. Existen variaciones y combinaciones de estos ejercicios de mayor complejidad con las que podemos ir trabajando a nuestros caballos en sucesivas etapas; en estadios avanzados se incorporan asimismo ejercicios que involucran la flexión y extensión de dorso, grupa y extremidades en diferentes modalidades.

 

 

 

 

 

 

Diseñando un plan para nuestro caballo: cuestiones a tener en cuenta.

El éxito de los programas de core training radica en su adecuado diseño, adaptado a cada situación y caballo. En este sentido es necesario tener en cuenta que este tipo de ejercicios, a pesar de su aparente sencillez, esconden una demanda física que requiere la participación de un profesional en el diseño de un plan de trabajo personalizado, todo ello con el fin de evitar resultados indeseados y/o lesiones producto de un programa mal pautado. El plan establecido para un caballo puede ser nefasto para otro o no proveer el efecto buscado.

Para ello, es necesario tener en cuenta cuestiones tales como edad, disciplina a la que se dedica, historial veterinario, estado físico y osteomuscular, etc. En QuiroEquus con nuestra visita y tratamiento quiropráctico, dejamos la columna y dorso preparados para que el caballo obtenga del core training unos buenos resultados, consiguiéndose la efciencia requerida y evitándose lesiones. La eliminación de las desalineaciones e interferencias de la columna son un imprescindible paso previo a la elaboración de un plan personalizado para cada caballo, en el que se seleccionan los ejercicios y repeticiones de estos más adecuados a cada ejemplar y situación.

 

 

 

No se permite la reproducción, total o parcial, de ninguna parte de esta web ni de sus contenidos, ni su publicación en internet o en cualquier otro medio sin el permiso expreso y por escrito de Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.Reservados todos los derechos a Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.

Dejar una opinión