El sistema nervioso equino y cómo interviene en nuestra relación diaria con los caballos.

publicado en: Biomecánica y entrenamiento físico | 0

 Afortunadamente durante los últimos años, los aficionados al mundo del caballo han ido incorporando progresivamente conocimientos sobre la anatomía y fisiología equina. Esto ha redundado en un mejor planteamiento de nuestra relación con los caballos a diferentes niveles, como los conocimientos de biomecánica aplicada o el entrenamiento etológicamente respetuoso con el caballo.

 En este contexto, desde QuiroEquus consideramos muy adecuado seguir ofreciendo la posibilidad de mejorar la comprensión del caballo a partir del conocimiento de su naturaleza, y en este sentido, el conocimiento de un gran olvidado en la cultura ecuestre actual: el sistema nervioso equino. Esto nos brinda la oportunidad de tener información acerca del órgano que controla al resto de órganos y sistemas equinos. La importancia del sistema nervioso central, la podemos ver también reflejada en que es el único órgano que se encuentra íntegramente recubierto por piezas óseas.

 Dado el vacío que encontramos en este campo en la red y en los medios de difusión para profesionales y aficionados, y la importancia de su conocimiento, vamos a relacionar las principales partes del mismo con una breve explicación de su función:

La médula espinal actúa como “fibra óptica” de cable que transmite impulsos desde el cerebro a otras partes del cuerpo equino y transmite mensajes de su cuerpo al cerebro. Es decir, funciona en doble sentido. Para que un caballo mueva una extremidad por ejemplo, la información ha de viajar a través de la médula hasta llegar a los músculos correspondientes, provocando la contracción de unos y la relajación delos opuestos.

El tronco cerebral ayuda a regular las funciones primitivas y ensenciales para la vida como la respiración, la deglución o la presión arterial.

• El cerebelo es responsable del equilibrio, la coordinación, la postura y la posición del cuerpo del caballo en el espacio. Supone un órgano de vital importancia, especialmente cuando pensamos en determinados comportamientos que le exigimos al caballo, como pasar cavalettis o barras de tranqueo coordinadamente. Saltar un obstáculo coordinando todas las partes de su cuerpo de modo que se calcule correctamente la altura del obstáculo, momento del salto, etc. Ejercicios de doma que suponen la ejecución coordinada y simétrica de varios componentes biomecánicos básicos como passage, piaffe, apoyos, etc., también suponen un correcto trabajo del cerebelo. 

• El tálamo actúa como una caja de conexiones para integrar toda la información entrante sensorial (excepto el olor) con las diferentes regiones del cerebro equino (generando el pensamiento consciente).

• El hipocampo (una de las principales estructuras del cerebro) es responsable de la formulación de experiencias con recuerdos emocionales asociados, procesa la información vital durante el aprendizaje, y codifica recuerdos a largo plazo. Se trata de una estructura muy a tener en cuenta cuando estamos hablando de entrenar determinadas respuestas en un caballo, en las que influye un componente de aprendizaje más la memoria para recordar lo aprendido.

• La amígdala trabaja con el hipocampo para generar emociones primarias con respecto a las percepciones externas y pensamientos internos. Esto ayuda a las experiencias de gran carga emocional (miedo, excitación, etc.), que advierten a los caballos sobre información sensorial vital para la supervivencia.

• El hipotálamo regula químicamente a nivel interno el organismo del caballo manteniéndolo en equilibrio. Condiciones como la temperatura corporal, o los niveles hormonales se controlan aquí.

• La pituitaria recibe órdenes del hipotálamo para secretar hormonas en forma de péptidos que circulan por el torrente sanguíneo y activan las diferentes glándulas, tejidos y órganos de los caballos.

• La glándula pineal regula químicamente los niveles de sueño, así como los ritmos cíclicos de la procreación y apareamiento, lo que hace que sea de enorme importancia su correcto funcionamiento de cara a conservar las aptitudes reproductivas de animales mantenidos para tal fin.

• El cuerpo calloso es una banda de fibras que conecta los dos hemisferios del cerebro para que puedan intercambiar información.

• La corteza cerebral o córtex es el asiento de la consciencia equina y es responsable de realizar funciones sofisticadas, pero tan importantes en nuestra relación diaria con los caballos como son aprender, recordar, etc. Actualmente sabemos que la salud del córtex se mantiene gracias a una correcta llegada, en calidad y cantidad de información sensorial procedente del exterior e interior del caballo; en este sentido, se ha descubierto que la columna vertebral y estructuras adyacentes, y en especial, las primeras cervicales son responsables del 80% del input sensorial que llega al córtex, manteniéndolo en un buen estado de salud.

 Todas estas estructuras se encuentran en lo que denominamos el sistema nervioso central, constituyendo un ordenador central que controla todas las funciones del organismo equino. Después de lo expuesto, pocas dudas nos pueden quedar de la importancia del sistema nervioso en la vida del caballo. Es precisamente el sistema nervioso el objeto último del trabajo quiropráctico, permitiendo que pueda trabajar sin interferencias y así funcionar al 100%. 

No se permite la reproducción, total o parcial, de ninguna parte de esta web ni de sus contenidos, ni su  publicación en internet o en cualquier otro medio sin el permiso expresoy por escrito de  Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.Reservados todos los derechos a Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.

Dejar una opinión