¿Cuándo ajustarlos?

publicado en: Perros y otras especies | 0

¿Cuándo ajustarlos?

 


Existen toda una serie de síntomas que nos puedena y deben hacer sospechar de que nuestras mascotas pueden necesitar el tratamiento quiropráctico. Además de en estos casos, la quiropráctica puede mejorar la salud de nuestros compañeros y ayudar a prevenir multitud de problemas permitiendo “dar años a la vida y vida a los años” de nuestros amigos. Existen ciertas patologías, en las que, sin descuidar el diagnóstivo y tratamiento veterinario, la quiropráctica puede suponer una gran ayuda para nuestros perros y gatos; algunas de estas patologías son:

– infecciones recurrentes de oidos y glándulas anales.

– problemas de columna como hernias discales, espondilosis, etc.

– problemas viscerales como la incontinencia urinaria, cistitis, infertilidad que no responde al diagnóstico veterinario, problemas digestivos, etc.

– Síndrome de Wobbler.

– Síndrome de Horner.

 

 

 

Dejar una opinión