Esperada, un caso de sudoración constante.

publicado en: Experiencias | 0

Esperada es una yegua P.R.E. de 9 años propiedad de Vanessa Solé Escribà, que tras un fuerte traumatismo en cuello y cuerpo, empezó a presentar además de otros síntomas biomecánicos, esta sudoración aislada en la piel, presente de manera espontánea y sin ejercicio de por medio. La foto está tomada con la yegua recién sacada de su paddock sin haber hecho ejercicio.

Los traumatismos pueden provocar subluxaciones en la columna (pérdidas de su alineación y dinámica natural), en este caso cervical, que van a afectar a la inervación que controla la sudoración, de ahí que apareciese esta sudoración descontrolada, permanente, espontánea y en solo en una zona concreta y siendo siempre la misma zona (la que estaba controlada por el nervio comprimido). Tras la exploración, se encontraron varias subluxaciones vertebrales que se ajustaron, devolviendo a la columna su funcionamiento dejando sus sistema nervioso funcionase sin interferencias por primera vez desde hacía varios años que había sucedido el traumatismo. En la siguiente foto observamos el cuello de la yegua transcurridos 20 minutos desde esta foto.


Dejar una opinión