¿Cómo afectan las subluxaciones vertebrales a tu caballo?

publicado en: Quiropráctica | 0

 Las subluxaciones no son más que una disfunción neuroarticular y por ello, producen no solo un efecto puramente mecánico restringiendo un movimiento, sino que además suponen muchas más consecuencias negativas para nuestros caballos. En este sentido, hay que tener en cuenta que entre vértebra y vértebra existe un agujero por el que salen los nervios espinales desde la médula espinal hacia los diferentes órganos y tejidos; la compresión de este nervio, aún no generando dolor, ni siendo la causa de grandes y devastadoras patologías como en las hernias discales humanas, ya supone una interferencia en la transmisión de los impulsos nerviosos que van desde encéfalo y médula espinal hacia órganos y tejidos. Además, la información que proviene  de órganos y tejidos tampoco va a poder llegar adecuadamente a centros nerviosos superiores como el encéfalo lo que redunda en que éste tenga que tomar decisiones con poca y mala información del entorno. Para entenderlo basta pensar en que nosotros tuviésemos que apuntar a un objetivo con unas gafas de diferente graduación a a la que necesitamos, conforme más distorsión de graduación de las lentes, menos puntería en nuestro disparo y asimismo los diferentes órganos y tejidos empiezan a funcionar cada vez más lejos de su estándar óptimo, hasta  que ésta pérdida de funcionalidad se traduce en síntomas.

Por ello, las subluxaciones además de estar relacionados con problemas biomecánicos y de dolor de dorso en nuestros caballos, presentan efectos a “distancia” también muy nocivos; a este respecto basta con pensar lo peligroso que puede ser en un caballo que el control nervioso del intestino y la digestión no sea el adecuado por una subluxación en las lumbares…y así, teniendo en cuenta que TODO el organismo equino se encuentra controlado por el sistema nervioso podemos pensar ejemplos análogos para todos los órganos, todos ellos potencialmente devastadores para la salud de nuestros caballos. A ello hay que sumar que el movimiento del caballo, aunque nosotros para una mejor comprensión lo desglosemos en partes (“mete más ese pie”…”saca mejor esa mano”…”incurva mejor hacia este lado”, etc.), se produce como un todo, y un gran componente del mismo depende y arranca de la columna y dorso. Todo ello hace que en ocasiones un problema en una mano pueda tener, por ejemplo, su origen en el mal funcionamiento de una cadera, motivo por el cual en QuiroEquus revisamos siempre toda la columna y extremidades para cerciorarnos que estamos tratando todas las posibles causas.

 Así,  en Quiropráctica Equina QuiroEquus trabajamos para dejar el sistema nervioso libre de interferencias causadas por complejos de subluxación vertebral, y con ello, conseguimos que la información que llegue a los músculos y diferentes órganos sea la correcta pudiendo empezar a mostrar su verdadero potencial e interrumpir la degeneración que se estuviese produciendo por una falta de input nervioso correcto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No se permite la reproducción, total o parcial, de ninguna parte de esta web ni de sus contenidos, ni su  publicación en internet o en cualquier otro medio sin el permiso expreso y por escrito de  Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.Reservados todos los derechos a Quiropráctica Equina QuiroEquus © 

Dejar una opinión