Sistema nervioso y rendimiento deportivo

publicado en: Deporte Ecuestre | 0

 El sistema nervioso equino actúa captando señales del medio externo e interno del caballo, procesándolas a nivel de los centros nerviosos superiores como el encéfalo y elaborando una respuesta que permitirá al caballo adaptarse a cada situación de la mejor manera posible, sea ésta desde la vida misma a un concurso de salto o una reprise de doma clásica. En este sentido, Quiropráctica Equina QuiroEquus trabaja eliminando las interferencias que pueden existir en su columna y así permitiendo que el sistema nervioso del caballo trabaje en un estado óptimo. En un primer momento, puede que este mecanismo neurológico nos resulte complicado e incluso ajeno a nuestra relación diaria con los caballos, sin embargo, es éste mecanismo el que nos permite una adecuada comunicación jinete-caballo cuando pedimos, por ejemplo, que el caballo inicie la marcha acercando nuestra pierna a su flanco, o más aún cuando fruto de una combinación de movimientos de piernas, manos, asiento, peso corporal, etc., solicitamos de nuestro caballo que ejecute un salto o una movimiento como los cambios de pie al galope. En estos casos, en Quiropráctica Equina QuiroEquus somos muy conscientes que solo una biomecánica libre de restricciones y un sistema nervioso sin interferencias permite que ante nuestra ayuda, el caballo sea capaz de procesar los mensajes que le enviamos con ésta y elaborar la mejor de las respuestas en forma del movimiento solicitado.

 Resulta pues fácil entender las implicaciones de todo ello en las diferentes disciplinas ecuestres; en Quiropráctica Equina QuiroEquus lo tenemos muy claro en ese sentido ya que sabemos que en doma  clásica donde los valores que se buscan son la coordinación, armonía, regularidad, impulsión, cadencia, etc., si nuestro caballo dispone de un sistema nervioso funcionando al 100% su capacidad para coordinar movimientos tales como transiciones, piaffe, passage o cambios de pie al galope será la mejor posible. Además, el efecto de limitación biomecánica propio de muchas subluxaciones hace que puedan resultar difíciles determinados movimientos o que algunos ejemplares haciéndolos no puedan recibir toda la puntuación posible. ¿Quién querría conformarse con un 67% en un apoyo porque tu caballo no se incurva bien, si el potencial de tu caballo lo puede acercar a un 80% con su columna cervical bien ajustada por un quiropráctico y permitiendo una buena incurvación?. ¿Por qué quedarnos con puntuaciones mediocres en ejercicios como las transiciones, debido a por ejemplo subluxaciones a nivel lumbosacro, cuando podemos mejorar nuestra puntuación liberando la articulación lumbosacra de las restricciones existentes?. En muchas ocasiones escuchas a profesionales de la doma clásica la importancia de las décimas en las puntuaciones de este deporte, dado que muchas veces en ellas se dirime el podium de una prueba. Asimismo, es frecuente observar a caballos con puntuaciones excelentes en la mayoría de la prueba pero que se alejan del podium por que determinados ejercicios, a veces uno de ellos de manera concreta, no consiguen hacerlo en la media de puntuaciones del resto…¿es lógico que un caballo que tenga un 75-78% en todos sus ejercicios, baje su promedio estrepitosamente a un 52% en por ejemplo un apoyo a mano derecha por que su cuello y cabeza no se incurvan bien a este lado?; probablemente en una competición reñida ese ejercicio le haga descender en las puntuaciones finales, entonces, ¿por qué admitirlo sin más?, ¿por qué no consultar con Quiropráctica Equina QuiroEquus para devolver la alineación correcta a la columna de nuestro caballo?.

 En el caso del salto ocurre de modo similar. Cuando el caballo se acerca al salto ha de memorizar la situación y altura exacta del obstáculo para empezar a preparar el vuelo hacia el mismo; es en ese instante cuando ha de coordinar diferentes movimientos para salvar el obstáculo eficientemente a la vez que interpreta nuestras ayudas y las señales que le llegan del medio ambiente externo. Si su sistema nervioso funciona libre de interferencias la capacidad para procesar todas estas señales será el 100%, y por ello nuestro ejemplar mostrará una buena coordinación y ejecución de movimientos salvando el obstáculo. 

 

 Podemos comparar el sistema nervioso con un ordenador, este es un símil que nos gusta mucho usar en Quiropráctica Equina QuiroEquus. Si realmente queremos que nuestro trabajo con el ordenador sea lo más eficiente posible, éste tendrá que trabajar libre de interferencias que hagan que se nos “cuelgue” o se interrumpa la ejecución de programas o tarde mucho en arrancar, etc. Todos tenemos asimilado que un buen mantenimiento de nuestro ordenador nos permite que sigamos trabajando con él en nuestro día a día con la máxima eficiencia y potencial que nuestro modelo de ordenador nos puede dar. Todos entendemos que con un ordenador viejo, que se nos cuelga constantemente es normal que si abrimos diez aplicaciones potentes a la vez se quede paralizado y no responda en minutos. Entoces, si ese ordenador que es el sistema nervioso de nuestro caballo, lo tenemos plagado de interferencias, ¿cómo podemos esperar que responda adecuadamente a la ingente cantidad de señales que le damos simultáneamente cuando queremos que ejecute cambios de pie al galope (piernas, asiento, manos…) por ejemplo? 

 En Quiropráctica Equina QuiroEquus vamos a realizar el mantenimiento del sistema nervioso, ese ordenador central que coordina y controla todas las respuestas equinas, lo que sin duda redundará en que los entrenamientos diarios y las competiciones podamos abordarlas con el mejor de los potenciales de nuestro ejemplar.

 

 

No se permite la reproducción, total o parcial, de ninguna parte de esta web ni de sus contenidos, ni su  publicación en internet o en cualquier otro medio sin el permiso expreso y por escrito de  Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.Reservados todos los derechos a Quiropráctica Equina QuiroEquus ©

 

Dejar una opinión