¿Cuándo llamar a un quiropráctico?

publicado en: Quiropráctica y Salud Equina | 0

 Son muchos los hallazgos que nos deben de hacer sospechar que algo no anda bien en la columna y el sistema nervioso de nuestro caballo. Ante la aparición de determinados síntomas no dude en contactar con Quiropráctica Equina QuiroEquus; una rápida intervención nos permitirá disponer de un mejor pronóstico y evitar lesiones más graves y/o pérdidas de días de entrenamiento. de  Los síntomas más frecuentes suelen ser:

 

  • Cambios de comportamiento repentinos.
  • Reactividad al cinchar el caballo o después del trabajo manifestada como hundimiento de dorso, inversión del cuello, orejas hacia atrás e incluso actitudes defensivas hacia el ser humano como empujarlo o morderlo.

 

  • Agitado de cola constante, cola erguida y con tensión o cola desplazada lateralmente.
  • Problemas en ejercicios concretos: un ejemplo sería un caballo que es perfectamente capaz de hacer un desplazamiento lateral o una flexión de cuello hacia un lado en la pista pero no hacia el contrario. Si el procedimiento de enseñanza del ejercicio ha sido plenamente simétrico, trabajando el aprendizaje en los dos lados por igual  como siempre suele hacerse en el adiestramiento de los caballos, resulta poco coherente que el caballo sepa hacer una espalda adentro trabajando a mano izquierda pero no sepa hacerla trabajando a mano derecha, con lo que cabe reflexionar si más que un problema de comportamiento es un problema de poder o no hacerlo por una imposibilidad física como puede ser una subluxación vertebral.
  • Resistencias en los ejercicios de reunión.
  • Rehusar saltos o derribar por pérdida de control de las extremidades en el momento del salto.
  • Disminución de rendimiento.
  • Posturas anormales: descansar siempre el mismo posterior o descansar con las extremidades muy juntas (excesivamente remetido) o muy abiertas por ejemplo.
  • Trancos acortados o asimétricos así como diferencias entre bípedos en longitud y frecuencia del tranco.
  • Flexibilidad reducida del cuello: problemas de incurvación en ejercicios como giros, serpentinas, espalda adentro, apoyos, ceder a la pierna, grupa al muro, etc.
  • Evita el contacto con las riendas, protestas y agitación de la cabeza.
  • Prurito y sensibilidda cutánea aumentada.
  • Zonas de sudoración aislada, espontánea y asimétrica.
  • Hundimiento del dorso con inversión del cuello durante la monta.
  • Problemas de coordinación al pasar barras de tranqueo y cavalettis.
  • Caballos con necesitan largas sesiones de calentamiento para poder trabajar con la impulsión requerida.
  • Problemas de impulsión.
  • En caballos de deporte para garantizar que su columna y sistema nervioso funciona sin interferencias de modo que el caballo pueda trabajar al máximo nivel.
  • Como cuidado de la salud regular pues la ausencia de síntomas no garantiza que columna y sistema nervioso no presenten algún problema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No se permite la reproducción, total o parcial, de ninguna parte de esta web ni de sus contenidos, ni su  publicación en internet o en cualquier otro medio sin el permiso expresoy por escrito de  Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.Reservados todos los derechos a Quiropráctica Equina QuiroEquus ©.

 

 

 

Dejar una opinión